Entrevista al actor Osvaldo Friger, y la actriz Lexamarie Matos, donde hablamos de su nueva película puertorriqueña “Los Mecánicos”, ya disponible en los cines de Puerto Rico. #LosMecánicos #OsvaldoFriger #LexamarieMatos @Rmediavilla

Entrevista por Rafy Mediavilla, al actor Osvaldo Friger, y la actriz Lexamarie Matos, donde hablamos de su nueva película puertorriqueña “Los Mecánicos”, ya disponible en los cines de Puerto Rico.

“Los Mecánicos” narra la historia de una mujer que decide participar de una carrera para salvar de la quiebra el taller de mecánica racing que heredó de su padre. Para lograr su objetivo, contrata a los talentos de un programa de televisión sobre temas automovilísticos para que reparen el carro de su padre. Lo que ella desconoce es que los supuestos mecánicos son actores sin conocimientos de mecánica ‘racing’.


Criticólogos:

Lexa, interpretas una de dos mujeres empoderadas seguras de sí misma y te pregunto si eso fue lo más que te llamó la atención del rol y fue lo que te invitó, y te dijo ok, ¿esta va a ser mi primer rol en una película?

Lexamarie Matos:

Pues mira, si te soy sincera, antes de yo adentrarme en “Los Mecánicos”, no conocía cuál iba a ser mi personaje, así que no sabía quién era Sully. Hice una audición y me dio un par de líneas que eran de Linda prácticamente me llamó la atención en la pandemia trajo algo interesante. Yo hace mucho tiempo no hacía audiciones. Ya tú sabes, el proceso audiciones usualmente era presencial. Hay que sacar su tiempo. Y el hecho de que ahora era mi video “self-ttape” básicamente, que es lo que se está usando ahora en la nueva modalidad trabajo, grabo esa primera impresión, aunque yo no solo tuve de esa manera virtual, esa fue en mi primera audición con “Los Mecánicos”, o sea que fue cuando me dieron presencialmente, que de hecho con Osvaldo estuve compartiendo líneas en el set de Gina Yei.

Yo hice una audición antes de la audición final porque me iba de viaje. Me dijeron pues mira, llegué aquí que tengo Osvaldo y vamos a tirar las líneas con él y como va. Y con Osvaldo fue que hice mi última audición, así que me enamoro más en la pasión que me lleva de la actuación desde muy pequeña. O sea, la actuación yo siempre la he llevado conmigo, yo me preparé desde los ocho años. Técnicamente Stanislavski, o sea, yo conozco las bases de la actuación y lo que sí te puedo decir es que del teatro al cine hay mucha diferencia, así que tuve que asumir varios, varios cambios. Sirva para algo, para poder entender más como se lleva al cine. El teatro es mucho más grande, hay muchos elementos, así que me enamoré de realizar cine y más en mi país imagínate.

Criticólogos:

¿Osvaldo, cuándo contactaste con Julio Román para darle un poquito más de norte a la historia, cuanto estuviste envuelto en proceso de darle camino a la historia para este proyecto final o tú simplemente dejaste el proyecto a la moda de julio y confiaste en él?

Osvaldo Friger:

Mira, yo confío plenamente en Julio. Obviamente el proceso creativo, al igual que lo he establecido con él, trató de establecerlo con todos los grupos con los que trabajo. Es que debe ser un proceso colaborativo, porque el proceso creativo es como la toma de decisiones entre, no es lo mismo tu plantearte una situación y tener una sola mente dirigiéndolo o guiándolo que cuando combinas. Cuando yo le entrego el guion a Julio, el guion era bien cómico, era eso, eran los personajes, pero era todo basado en la comedia. Julio le puso el corazón que le faltaba y para mí eso es una de las cosas más grandes o aportes que Julio le puso nuevamente esa primera parte o a esa primera parte de la preproducción. Una vez entramos en la parte de producción que Julio entra como director, pero realmente ahí ya Julio toma la batuta de todo. Me vi a gusto y reuní con mi hijo, que también sale la película.

Para finiquitar esa, esa idea es que yo le di libre albedrío, este este proyecto. Yo estoy tan padre de este proyecto como Julio, Yo sé pues hermano, trabajar con él es bien fácil bromear, es como con los actores que me tocó trabajar, lo que es Lex, Gredma, Jason, Juan Botta, Suzette Bacó,, Carlos Vega son gente que engrandecen a cualquier actor, así que yo me siento privilegiado de haber tenido la oportunidad de tenerlos a ellos ahí en la esquina.

Criticólogos:

Vamos a hablar de los carros, y la oportunidad de guiar un carro Racing, háblame un poco de esa experiencia.

Lexamarie Matos:

Mira, si te soy sincera, a mí me parecieron unos espectáculos de carro toditos. Toditos los del filme. Es que no solamente tuvimos lo que son oficiales de la película, sino que tuvimos la dicha de conocer el deporte realmente a personas que realmente tienen su carro leyendo allí parte de la película, que lo puedes notar. O sea que es un mundo totalmente diferente al mío, porque me adentré más con la película, pero espero que mi personaje tenga la oportunidad en algún momento de evolucionar un poquito más. Vete, que soy la más alma. O sea, yo tuve, fui a velocidad extrema, hubo un efecto. Yo dije cuando es mi momento de hacerlo todo, cabeza engrasada. Me veo engrasada y estoy lista para eso. Pero por el momento fui una buena observadora de todito y mi personaje también.

Osvaldo Friger:

A mí me gustan todos, literal. Si fuera por mí, la persona que va a estar en mi vida que quiera ser mi pareja, debe entender una cosa mi casa no tiene que ser la más grande. Ahora mi garaje tiene que ser el más grande. Yo necesito por lo menos un garaje como para 34. Yo estoy enfermo, por eso es que le dicen la fiebre.

Criticólogos:

¿Osvaldo, por qué fue tan importante para ti darle ese spot light a la industria del Racing?

Osvaldo Friger:

Cuando yo empiezo a trabajar en el programa de televisión de adultos que yo tenía y conozco tantas historias y tanta grandeza, y veía como cuando llegaba a Maryland, por ejemplo, porque a veces viajaba con ellos, yo viajé a Alemania, viajé a Latvia, a Riga con gente del deporte, viajé a través de todo Estados Unidos y cada vez que llegábamos a un sitio yo veía como recibían a estos boricuas, yo decía mano porque la gente no sabe esto. Entonces tengo muchas amistades dentro de la industria automotriz y para mí era clave poder resaltarlo. Si nadie les estaba dando voz, pues yo quería hacer un poquito de esa voz y de nada vale tener voz y no tener algo que decir. Entonces una de mis misiones en la vida es poder exaltar la grandeza de nuestro deporte en nuestra isla.

Lexamarie Matos:

Yo creo que no solamente estamos llevando el mensaje, sino que desde el mismo centro de creación entre nosotros. Osvaldo nos instruya mucho sobre este deporte. Muchos de nosotros venimos desde el punto igual como todo puertorriqueño, sí sabíamos que existía, pero también, y yo creo que fue un proceso de más allá del estudio personaje también adentrarnos a la historia de este deporte nacional y todos tuvimos ese coaching para poder ponerle corazón, para que realmente esos fiebrus se sientan identificados cuando vean la película, sientan que no se estaba hablando de carro por hablar de carros. No, no estamos viviendo la película, estamos hablando de que estamos tratando de representar nuestra cultura.

Osvaldo Friger:

Y yo creo que protegimos eso mucho y se nota en los fanáticos. Yo he tenido mano sin exagerar más de 200 gente que se han comunicado conmigo los últimos tres días diciéndome gracias, gracias por exaltar el deporte, gracias. Yo tengo un mensaje de uno de los mejores mecánicos de Puerto Rico. Yo no tengo igualdad hablándome de lo que significó esta película para ellos cuando la vio este.

Así que hermanos, ¿qué les digo? Otra de las cosas chulas que me ha pasado en el mundo de los autos que pasó hoy, que es que ayer cuando estábamos viendo la tanda de Plaza Guaynabo. Yo hice un llamado para que los que llegaran y eso y llegaron sobre 600 carros y a Plaza Guaynabo, un área fuera del cine porque no caben en el área del cine, no cabían, había como 600 cardos. Y yo llego en el carro de la película, etcétera y la gente tomando la foto y obviamente común como pasa, la pierde de buenas a primeras. Veo hoy que una de las páginas más importantes de Fiebre pone la leyenda, el héroe de nosotros, lo que era el MK4 para “The Fast and the Furiouses” el 350 para “Los Mecánicos”.

Mira la entrevista completa:

Trailer: